LA FÁBRICA DE FELICIDAD

LA FÁBRICA DE FELICIDAD

¿Has soñado con volar moviéndote libre en el aire, olvidando, aunque sea sólo por un instante, absolutamente todo? Saltar a 13 mil pies de altura y caer por un minuto a más de 200 kilómetros por hora es una experiencia imposible de olvidar. Un sueño que puede cumplirse a 45 minutos de Santiago en el Aeródromo Los Cuatro Diablos. Tras recibir un breve entrenamiento estarás listo para el gran salto, enganchado con total seguridad a tu instructor. Apenas se abren las compuertas del turbo-hélice te lanzas en una excitante caída libre hasta la altura de 1.500 metros, justo el momento de abrir el paracaídas. A continuación, durante 3 o 4 minutos contemplarás el mar, campo y cordillera en un mismo escenario antes de aterrizar en el verde césped de Melipilla.

 

Redacción: Cristian Muñoz Caces

Fotografías: Gentileza Skydive Andes

 

Saltar en paracaídas desde un avión a 13 mil pies de altura descendiendo a una velocidad de 200 kilómetros por hora en caída libre durante el primer minuto, es definitivamente una experiencia única. El resto del tiempo, de tres  a cinco minutos, se contempla una vista inigualable desde los cielos que surcan el aeródromo de Chiñihue: el inmenso azul del Oceáno Pacífico, la majestuosidad de la Cordillera de Los Andes y los verdes campos de Melipilla aparecen en un mismo escenario, juntos en un solo e inolvidable instante.

Esta experiencia se confecciona en la “Fábrica de felicidad”, eslogan de Skydive Andes, empresa de paracaidismo deportivo que desde hace doce años se propuso revolucionar el mercado del deporte aeronáutico elevando el nivel a los más altos estándares que exige la USPA (Federación Americana de Paracaidismo).

El fundador  de la empresa y Gerente General, Julio Muñoz, tuvo la inquietud de cambiar el paracaidismo en Chile, mejorar la calidad de los vuelos, de servicio, entre otros aspectos. “Quienes amamos este deporte, nos sentíamos obligados a viajar a Europa o Estados Unidos para un gran salto, pues en nuestro país no encontrábamos las condiciones necesarias para un vuelo seguro y profesional”, explica Francisco Espinosa, Gerente de Operaciones de Skydive Andes.

 

CESSNA 208B CARAVAN

Para alcanzar el estándar mundial de calidad, la empresa de paracaidismo deportivo trajo a  Chile un Cessna 208B Caravan,  el primer turbohélice equipado especialmente para paracaidismo, marcando un hito en la historia de la aeronáutica nacional. “Este avión es único en nuestro país. Nos permite realizar saltos a 13.000 pies de altura (4.267 metros) en menos de 20 minutos y con 18 paracaidistas a bordo. A diferencia de otras empresas que vuelan máximo a 11 mil pies de altura y con solo cinco personas a bordo”, añade Espinosa, quien por más de dos décadas ha saltado en los cielos de todo el mundo.   

 

RIESGO CONTROLADO

Dejando la emoción de lado, la pregunta del millón al atreverse o no a dar un salto en caída libre desde un avión a cuatro kilómetros de altura es ¿qué tan elevado es el riesgo? En un deporte como el paracaidismo el riesgo siempre va a existir – contesta Francisco Espinosa-, pero es un riesgo controlado. “Si tú te ajustas a cada uno de los procedimientos indicados según las normas de seguridad y estándares de operación no debiesen ocurrir eventos que lamentar. Por lo general, los errores humanos conllevan a algún tipo de incidente, pero gracias a Dios – y toco madera – en todos estos años no hemos tenido ningún accidente grave”.

“Además – añade - estamos permanentemente monitoreando nuestras operaciones y procedimientos. Lo digo como Gerente de Operaciones. Trabajamos duro para que cualquier incidente permanezca lo más lejano posible; asimismo,  el hecho de ser una entidad afiliada a la USPA  significa que operamos bajo los criterios técnicos y de seguridad de la máxima entidad reguladora de paracaidismo”.

Otro dato importante a tener en cuenta, es que cada uno de los instructores de Skydive Andes ha trabajado al menos por una temporada en los centros de paracaidismo deportivo de mayor prestigio de Europa y Estados Unidos.

 

RÉCORD GUINNESS

Ser los mejores en Chile y estar altamente calificados a nivel mundial, demuestra la pasión de cada uno de los socios de Skydive Andes por este alucinante deporte. Como muestra de ello, el fundador de la empresa y uno de los máximos exponentes nacionales del paracaidismo, Julio Muñoz, se está preparando para alcanzar en enero de 2018 un nuevo récord de Guinness.

La prueba consiste en saltar durante siete días consecutivos en cada uno de los continentes. Para ello viajará en un jet privado para desplazarse desde la Cordillera de Los Andes a la Antártida, luego al Gran Cañón en Estados Unidos, los Alpes Suizos, Egipto, Dubai...toda una hazaña.

Recordemos que en 2012 el mismo Julio Muñoz Osorio causó gran revuelo con  el   “Proyecto B.A.S.E. Los Andes” saltando al vacío a bordo de una moto Honda CRS 450 desde cuatro mil metros de altura en un acantilado de Loma Rabona, a un costado del cerro El Plomo.

 

DEL CIELO A LA TIERRA

El centro de operaciones de Skydive Andes funciona en el aeródromo Cuatro Diablos, cerca de Melipilla (la oficina central se ubica en Las Condes). Además de la pista de aterrizaje inmersa en el campo, cuenta con restorán, piscina, quincho y otras actividades ideadas para un día inolvidable. Si deseas dar el gran salto de tu vida en paracaidas basta reservar una hora vía  telefónica o internet, luego dirigirte al mismo aeródromo de Chiñihue con al menos una hora de anticipación para llenar el formulario, realizar el pago y recibir la instrucción teórica de quince minutos. Con los trajes y el equipo correspondiente es momento de abordar la nave.

En menos de  20 minutos de vuelo el Cessna 208B Caravan  alcanzará los 13 mil pies (4 kilómetros) de altura. Llega el momento del salto Tándem, en el que brincas junto a tu instructor en aproximadamente 1 minuto de caída libre y de 3 a 5 con el paracaídas abierto contemplando la belleza del mar, el campo y las montañas en una misma postal. Con los pies nuevamente sobre la tierra, la piel de gallina y la adrenalina a full ahora entenderás porqué le llaman a Skydive Andes “La Fábrica de  Felicidad”.

 

www. skydiveandes.cl