RELAJO & ELEGANCIA

Katherine Rahal, prestigiosa diseñadora de interiores exhibe en Costa Magazine la última tendencia  utilizada al decorar casas y departamentos del entorno costero de Viña del Mar y Valparaíso. Cada uno de los proyectos desarrollados en Costa de Montemar para la constructora e inmobiliaria Absalón, además del Restaurant Puerto Claro – que acaba de abrir en Cerro Concepción -, están diseñados con texturas y colores naturales, materiales nobles,  madera rica, alfombra de sisal que reafirman esa  tónica playera sin dejar de lado la elegancia.

“La gente quiere relajarse en la playa. Por lo mismo me encanta la idea de ambientar espacios sueltos o relajados con elementos que no sean muy clásicos en Chile. Por ejemplo, traje unas telasdistintas de Nueva York compradas en lugares muy especiales, se llaman  mali cloth, con ellas hice cojines. Después llegó la tendencia al país, pero fui de las primeras en usarlo”, comenta la fundadora  de la oficina KR Arquitectura Interior.

La diseñadora con mención en decoración y construcción nos entrega una serie de tips para decorar nuestra anhelada “casa en la playa”:

 

Tendencias de entorno costero.- La mayoría prefiere bases neutras (colores arenas, blancos, grises),  pero últimamente hay una fuerte tendencia hacia colores coral, al verde, a los azules, como contornos de acento; el mismo fucsia por ser un color muy alegre. Asimismo se está utilizando mucho  lino deshilado con bordes deshilachados, canastos, fibras naturales. La influencia  africana con tintes étnicos también tienen harta demanda.

 

Despertar los sentidos.- La casa es nuestro refugio. Al idear un proyecto considero en primer lugar que la persona sienta plenitud al llegar a su hogar. Despertar los sentidos es precisamente eso: poder disfrutar mi habitación o hacer que mi baño sea una experiencia, como en un spa; o si quiero que mi cocina sea de playa abierta, también puedes llegar a eso. En el proceso creativo tenemos que desarrollar la experiencia en todos los sentidos.

 

Psicología decorativa.- Cuando contamos con la plena confianza del cliente el proyecto siempre es un éxito. Por ello, lo primero es conocerlo a fondo. Hay que hacer todo un análisis de la personalidad; para mí esto es psicología decorativa: saber cómo son, cómo viven y qué necesitan. Para quienes no tienen ninguna claridad al respecto  he elaborado una especie de cuestionario con muchas imágenes con tal de llegar a descubrir a mis clientes. Generalmente, terminamos  muy amigos.

 

Descubir los gustos personales.- Para descubrir lo que uno quiere  el ojo es el elemento principal. Debemos explorar revistas, fotos, tendencias en internet, pinterest, con tal de identificarnos. Recomiendo armar una colección de fotografías con recortes en una carpeta uniendo los elementos comunes hasta darse cuenta, por ejemplo qué clase de cortinas te gustan; si prefieres el mármol a la madera, o en vez de vidrios elementos más cálidos. Es un ejercicio muy básico pero práctico a la vez.

 

Siempre jugar cambiando.-  No hay que ser rígidos, hay que mover las cosas. Intentar el método ensayo/error, aunque puede ser bastante caro. A tener en cuenta es el tema de las proporciones: siempre ir de menos a más, por capas. Primero lo más grande, lo básico, (mesa de comedor, sofá, cortinas, etc.), después lámparas,  decoración o cuadros.

 

Katherine Rahal

Hasta el día de hoy Katherine recuerda su niñez acompañando a su madre a comprar al Persa a “ver algo”. Amiga de pintores, escultores…en fin, todo un mundo artístico fueron  la base de su inspiración. “Estoy súper estimulada en el desarrollo de la decoración. Hasta el fin de semana hablamos de selecciones, colores, estamos todo el tiempo investigando. Habitualmente compartimos ideas con mi hermana que es fotógrafa y vive en Canadá”, comenta Katherine Rahal a Costa Magazine.

Sobre una formación más rigurosa, Katherine señala la experiencia de haber partido trabajando hace 20 años con un mueblista chileno de renombre. “Gracias a ello hoy sé bastante de maderas nobles”, añade. Tras un tiempo trabajando para oficinas de arquitectos, decidió finalmente independizarse y abrir en 2008 la Oficina KR Arquitectura Interior, en la cual trabaja con un excelente grupo de profesionales arquitectos y diseñadores, además de paisajistas e iluminadores externos.

 

El sello Absalón

Destacando una de las empresas de la zona, Katherine Rahal señala a la constructora e inmobiliaria Absalón con quienes ha forjado una excelente relación de confianza mutua, ya que le otorgan libertad creativa con un sello propio. “Con Absalón desarrollamos un tipo de pilotos con temáticas, que no son los típicos. Cada piloto tiene una identidad. A modo de ejemplo, la última vez me solicitaron un ambiente nórdico  de una pareja de jóvenes profesionales fascinados por el diseño. Con los lineamientos claros, tengo completa libertad para crear, que es lo más rico que hay. Y si observas los distintos pilotos de Absalón te darás cuenta que tienen un sello distinto, muchas fotografías y elementos de vanguardia”.