Amor Inteligente: Conectando con el corazón

Por Javiera Vilches

IG javieravilches.r

Preparador físico
Tiempos de consciencia
Medicina integrativa
Sonoterapeuta

El corazón es el “centro de comunicaciones” entre el ser y el mundo. El cuerpo y la mente se comunican a través de este, y el mensajero es la emoción. El corazón rige la mente y cuando ambos se sintonizan estamos en coherencia.

Lo que ha sucedido, en mayor o menor medida, es que la percepción de la mente poco a poco ha ido sustituyendo a la percepción del corazón. El “miedo a sentir” ha hecho que nos refugiemos en el plano mental, desconectándonos del mundo y de la vida.

De alguna manera vivir en la mente, en sí mismo, siempre genera algún grado de incoherencia. Su propia naturaleza consiste en diseccionar, elegir, separar, por lo tanto, siempre habrá algún tipo de polaridad, algo a que nos apegamos o rechazamos, algo que nos identifica o algo que queremos evitar. En mayor o menor medida, la propia dualidad de nuestra mente disipa nuestra energía y nos hace vibrar en desarmonía.

Y claro, esta desarmonía será volcada e imprimida en cada célula del cuerpo. Cuando esta tensión interna es demasiado incoherente ha de haber una reacción corporal para que seamos conscientes de ella, así el organismo reacciona a esta información en forma de síntoma, que nosotros llamamos enfermedad.

Si sentimos que es momento de volver al corazón, de reanudar el contacto con la vida y restaurar el orden natural de integrar, conciliar y unificar, entonces es una simple decisión: arriesgarnos a abrir el corazón y aprender a escucharlo.

Es momento de poner en pausa nuestra mente, hacer silencio y escuchar al corazón. En la quietud obtendrás todas las respuestas. Una mente tranquila, relajada, en un estado de receptividad, de atención serena, de profunda confianza.

Al escuchar silenciosamente, vamos viendo cómo las soluciones que precisamos se nos ofrecen en el momento justo, de manera natural, impredecible y exacta. Cuanto más escuchamos a nuestro corazón más se refuerza su campo, por lo que las respuestas que precisamos se presentaran con más rapidez, de manera sincrónica y espontánea.

El silencio es clave. Escucha atenta, paciente ysilenciosamente a tu corazón

Cuando escuchas al corazón y te da el mensaje que necesitas, se envía la información al cerebro cambiando así su percepción. De esta forma, la inteligencia del corazón penetra la inteligencia de la mente.

La mente se transforma, recibe la energía de la intuición y se revitaliza, brota su potencial y se revela una profunda y cristalina inteligencia. Entonces sobreviene el amor inteligente. La mente al servicio del corazón comienza a crear en amor.

“Ir por la vida con el corazón cerrado, es como ir de viaje por el océano encerrado en la bodega del barco”, Alexander Lowen

Otras lecturas

Suscríbete a nuestro Newsletter