Andrea Léniz. Creación en Libertad

Una viajera creativa. Así podríamos definir la manera en cómo la artista Andrea Léniz transita por un trabajo que no tiene fronteras, que posee un sello único, que habla de emociones personales y que logra conectar con un espectador que se encanta desde el color, se seduce por una temática y se involucra con una emoción.

Espacios inundados de color. Es el primer llamado que capta la atención de todo aquel que se enfrenta a las obras de Andrea Léniz.

Sus temáticas son cercanas. Se disfrutan desde una conexión que evoca positivismo, activa la energía y nos invita a entrar en un trabajo creativo que define a la artista tal cual es. Un arte espontáneo, que fluye con total naturalidad, transitando de una manera casi instintiva por todo aquello que la conecta con un sentido.

“Hay temáticas que adoro como son las familias. Recibo encargos y las pinto directamente en tela con acrílicos y también en imágenes digitales. Intento traducir sus emociones y las características propias de cada personaje. Aunque lo que pinto no son retratos, más bien son imágenes neutrales, personajes reconocibles, que tienen algo de identidad en algunos detalles”.

Otra de las temáticas que figuran entre las favoritas de Andrea son los personajes del Cielo como:  virgencitas, santos y ángeles. “Siento que es una manera de traerlos a mi mundo, mostrarlos con colores y con ternura. Intento hacerlos más cercanos, más amigos. Me imagino que ellos quieren ser vistos así. Con energía positiva, con luz, en un ambiente alegre y vibrando alto”, comenta.

Tengo la libertad de pasar de un tema a otro sin tener que pedir permiso a nadie. Esto me permite buscar nuevos caminos, probando diferentes maneras de expresar lo que quiero. Este movimiento me llena de adrenalina, porque las ideas y la motivación por pintar no paran. La capacidad de asombro es una energía tan grande, que siento que es adictiva”.

Es desde acá que los procesos creativos de Andrea Léniz toman forma y entregan identidad a ciertos momentos con los cuales ella disfruta haciendo un recorrido por su trabajo. Si bien sus temáticas han cambiado en el tiempo, existe un hilo conductor que habla de ese libre transitar con el cual se identifica a su pintura.

Desde esta manera de percibir y entender la obra, la artista se sumerge en un proceso constante de evolución que la llevan a incorporar nuevos elementos y materiales. “Actualmente uno de mis desafíos es realizar ilustración de cuentos. Es algo que me entusiasma mucho hacer, más aún cuando hoy existen herramientas tecnológicas increíbles que te lo permiten”.

UN MUNDO EN COLORES

Disfrutar del mundo bajo la óptica de un filtro que te lleva a observarlo y asimilarlo como tú quieres, es la invitación que nos hace Andrea desde esos mágicos trazos que se vuelcan en cada lienzo sobre el cual plasma sus creaciones.

Es un relato que nace a partir desde como ella misma se para frente a la vida, la observa y la interpreta bajo el movimiento de un pincel. 

 “Me gusta capturar momentos. Es como escribir historias. Es como detener el tiempo o traer a alguien del pasado, tenerlo en una pintura o en una ilustración junto a otros que están en este presente. Esto me permite pintar familias, ver cómo se abrazan y cómo están en paz; o pintar mascotas, que tienen un paso fugaz por nuestras vidas, y así tener una parte de ellas para siempre”.

Y en este viaje creativo de la artista no existen fronteras. Es como si cada obra abriera la puerta para la que sigue, en una suerte de secuencia que no se detiene. 

Continuar pintando desde el alma, sin tener que seguir estereotipos establecidos, es para Andrea el motivo que impulsa a su obra. Lo hace desde su más profundo yo, sin miedos y en total libertad. “Quiero descubrir nuevos caminos y que la vida me sorprenda. Espero tener vida y tiempo para seguir ilustrando historias, de diferentes maneras”.

“Me siento una persona muy afortunada por hacer lo que me apasiona. Agradezco a todos los que me rodean, a la buena onda de las redes sociales, a tantas personas que he conocido y, especialmente, a mi familia, que me acompaña en este camino en que dedico mi tiempo a pintar y a crear este mundo visual a mi manera.  ¡Es que en la pintura todo puede ser!”.

@andrea-leniz

Otras lecturas

Espacios que conectan

Crear proyectos con identidad, conectar elementos desde el relato que cada uno aporta e interpretar

Suscríbete a nuestro Newsletter