Cómo comprar de manera inteligente tu ropa

Si sabes comprar la ropa adecuada para ti, podrás lograr que tus «looks» sean siempre los correctos. La idea es comprar de todo sin tener que gastar demasiado o sin terminar teniendo un closet despampanante solo para mirarlo.

Para no equivocarnos ni arrepentirnos, lo ideal es conocer bien nuestros gustos. Y aunque nos ilusione comprarnos el pantalón de moda que llevan todas las influencers, tenemos que ser conscientes de qué tenemos o qué nos falta, y con ello aprender a comprar la ropa de manera inteligente.

Te dejamos algunos pasos que te podrán servir:

  1. Compra solo lo que necesites: Tenemos el closet lleno de ropa y seguimos comprando más y más. ¡A cambiar de mentalidad! Realmente no necesitas mucha ropa. Un primer paso hacia la compra de ropa inteligente es simplemente reducir la cantidad que además te llevará a gastar dinero en prendas de mayor calidad, básica y combinable que perduren en el tiempo.
  2. Aprovecha las rebajas: Las rebajas son la época del año en el que todas aprovechamos para comprar ropa de temporada, momento ideal para buscar esa prenda que nos hace falta, una de calidad a un precio conveniente. No es necesario comprar por comprar, también en rebajas puedes hacer una lista de lo que necesitas o quieres tener.
  3. Antes de comprar, dale una mirada a lo que tienes en tu closet: Un error clásico es comprar una prenda y luego descubrir que ya teníamos algo muy similar. Antes de lanzarse al cambio de ropa, revisa cuidadosamente el vestuario, y busca lo que realmente necesitas.
  4. Divide la ropa en tres grupos diferentes: La que usas, la que está pasada de moda (muchas veces vale la pena guardarla porque la moda va y viene), y la que vamos a regalar, donar o vender porque definitivamente ya no la usaremos más. Una vez realizado este ejercicio es posible comprender si harás nuevas compras o qué prendas te hacen falta realmente teniendo en cuenta los colores, estampados y combinaciones.
  5. En caso de duda, no compres: Si no estás decidida a comprar es mejor desistir. Lo más seguro es que tengas un vestuario nuevo en tu closet que nunca usarás. Pero si realmente quieres comprar y no sabes qué estás buscando, asegúrate al menos de poder devolverlo o cambiarlo en el plazo correspondiente. No olvides guardar las boletas.
  6. Cuida tu ropa: Hacer que la ropa dure el máximo de tiempo posible es otra buena manera de compra inteligente. Es bueno seguir las instrucciones de lavado en la etiqueta de la prenda, recordando lavar tu ropa y cualquier otra prenda dándole la vuelta, para evitar que el roce creado durante el lavado (especialmente en la lavadora) no desgaste la tela. Ojo también a altas temperaturas que pueden encoger algodón o prendas de lana.
  7. Ojo a los acabados: Por último, te recomendamos que al momento de comprar de manera inteligente, te fijes mucho en los acabados que tengan las prendas. Si son de mala calidad, la ropa durará menos tiempo y a la larga, te hará gastar más de la cuenta.

CÓMO DESMAQUILLAR CORRECTAMENTE NUESTRA PIEL

¿Quieres mantener una piel libre de granitos o imperfecciones, sana y luminosa? A continuación te entregamos el paso a paso de cómo desmaquillar en profundidad para lograrlo.

Paso 1: retira el maquillaje 

Aunque la mayoría de los productos de maquillaje cumplen más que su función principal – utilizando ingredientes que nutren, reparan y protegen nuestra piel – debemos sí o sí retirarlos al finalizar el día.

Si tu máscara de pestañas es waterproof será más difícil retirarla. Para ello, utiliza suavemente un desmaquillante de ojos o un aceite de limpieza. Si la máscara no es a prueba de agua puedes usar agua micelar o aceite de limpieza que también servirán para limpiar tu rostro. Aplica la cantidad necesaria en un pétalo de algodón con movimientos suaves y ascendentes. Repite este procedimiento hasta que el algodón no tenga restos de maquillaje.

Paso 2.- limpia la piel 

Debes limpiar tu piel del resto de maquillaje que pudiese haber quedado y del limpiador que usamos para ese fin, como también de impurezas (polvo, contaminación, grasitud y células muertas).

La leche limpiadora – estilo Cetaphil o CeraVe – es excelente pues limpia en profundidad e incluso hidrata tu rostro al contener ácido hialurónico y ceramidas que cuidan la barrera protectora de la piel. También puedes usar un jabón de rostro, la clave es que sea para tu tipo de piel y que al finalizar no la sientas “tirante”, signo de que la estamos resecando. Si tienes dudas sobre tu piel, es probable que sea mixta.

Al aclarar el producto, ten la precaución de secar tu rostro únicamente con una toalla exclusiva para este fin, de lo contrario, volverá a ensuciarla interrumpiendo el éxito del cuidado e higiene de tu piel. Esta doble limpieza garantiza la eliminación de todas las impurezas preparando correctamente nuestro rostro para la rutina de skin care.

¡Notarás la diferencia!

Otras lecturas

PRÊT-À-PORTER

“El mundo necesita diseñadores que sepan leer e interpretar a sus clientes. La moda es

Suscríbete a nuestro Newsletter