Delito Santo. Para mujeres sin culpa

El cuero es el punto de partida para creaciones que hacen de esta marca un referente que cautiva a esa mujer que busca originalidad en sus accesorios. ¡Te invitamos a conocer y ser parte de un Delito Santo!

www.delitosanto.cl

@delitosanto

Un nombre, una propuesta diferente y la creatividad de Paula Inostroza han sido claves para dar vida a Delito Santo, marca que apuesta por diferentes accesorios en cueros que forman parte de ese look atrevido, diferente, rockero y por qué no también romántico.

“Delito Santo nace como marca en el 2016, pero desde muy chica  me interesó el mundo de la costura. Veía a mi mamá coser y fui aprendiendo de ella. Pero cuando intenté a hacerlo en cuero, me di cuenta que era una técnica muy diferente y que esto tenía algunos secretos que tenía que conocer”.

Fue el impulso necesario para que esta diseñadora de profesión hiciera un curso en marroquinería para así perfeccionar la técnica del corte y costura de piezas que más tarde se convertirían en sus principales colecciones.

Un banano fue el punto de partida para la marca, accesorio que adquirió una rápido protagonismo en el verano reñaquino. “Es un banano que aún presento en mis colecciones. Se ha ido adaptando a los nuevos gustos y preferencias de las clientas, pero la base es la misma”.

A este primer producto, Paula sumó con el tiempo carteras, cinturones, billeteras y porta documentos, todo elaborado en cuero y con diseños y estampados que permiten a cada mujer lucir con estilo y originalidad.

“Hoy encontramos cuero en diferentes colores y estampados. Son varias las opciones que este material te entrega. Por eso cada producto lo vas elaborando según sean los gustos de las clientas. Esto me permite hacer un accesorio personalizado a cada preferencia”, acota Paula.

“Lo mismo sucede con los herrajes y las hebillas de los cinturones. Se trabaja sobre una base a la que se le introducen los detalles que me piden”.

De esta manera, Delito Santo ha logrado construir una marca con  identidad, en donde existe el espacio para cada gusto y estilo de mujer.

Pieles, flecos, colores, en fin no hay límites para la combinación. Cada pieza es elaborada en el propio taller de Paula, lugar desde donde cada creación se va impregnando de ese sello llamado Delito Santo.

 

Otras lecturas

PRÊT-À-PORTER

“El mundo necesita diseñadores que sepan leer e interpretar a sus clientes. La moda es

Suscríbete a nuestro Newsletter