El arte de comunicar

Vive entusiasmada con una nueva faceta que potencia aún más su esencia. Y es que esta incansable fotógrafa, viajera y traveller experimenta – a propósito de la pandemia – una nueva forma de acercarse a quienes durante años han seguido su trayectoria profesional. Una amena conversación nos revela algo más del fascinante mundo de Maria Gracia Subercaseaux.

Entrevista de Marcela Cademartori

Fotografías de Guille Vargas Pohl

Instagram @mgsubercaseaux

Cuando a eso de las 19:30 horas se enciende el Live de Maria Gracia Subercaseaux, existen cientos de personas conectadas, ansiosas por saber el tema del cual se conversará en la transmisión. Menopausia, alimentación sana y consejos para prevenir el Covid han sido algunos de los tópicos que esta destacada fotógrafa y comunicadora chilena ha puesto en la agenda de sus conversaciones.

Amablemente abre las puertas de su intimidad para recibir a Costa Magazine en su hogar, aquel donde reside desde hace 28 años. Una diversidad de llamativos objetos y souvenirs evidencian su pasión por los viajes y el interés por otras culturas, llegando a formar parte esencial de su decoración. “Mi casa tiene mi alma. Cada momento y cada cosa que hay acá tiene una historia y un recuerdo”. 

La plataforma digital que descubrió – a propósito de la pandemia – ha sido para ella un nuevo modo de acercarse a todas aquellas personas que la han seguido a través de su trayectoria profesional.  

“A través de mi Live hemos ayudado a varios emprendimientos para visibilizarlos. Trabajé de sol a sol mostrando lo que tanta gente estaba haciendo. Hicimos cerca de 50 concursos para que obtuvieran más seguidores con tal de brindarles una mano”.

Comunicadora innata

Conocida por sus autorretratos al desnudo, que no pasaban desapercibidos a fines de los ´90, Maria Gracia comenta que ella ha sido desde siempre una comunicadora innata. “Es algo que me resulta fácil. Por eso el haber tenido la oportunidad de crear mi canal de IG no fue algo complicado. Descubrí que por acá te siguen aquellas personas que realmente están interesadas en lo que vas a decir, comentar o mostrar. He recibido el cariño de mucha gente, y eso ha sido  muy lindo”.

– ¿Pero estás consciente a que esta exposición se preste para que más de alguien pueda insultarte o hacer un mal comentario? – “Es que no engancho con ello, y si tengo que bloquear o eliminar, lo hago. En eso no tengo problemas. Pero a decir verdad, han sido pocas las veces en las que me he visto frente a situaciones desagradables”.

VIVIR CON GRACIA

Una actitud de vida positiva, una alimentación sana y equilibrada son para Maria Gracia las claves de cómo enfrentar y pararse frente a la vida. A ello suma otros dos ingredientes centrales que son estar en contacto con la naturaleza y hacer deporte.

– ¿Cómo es tu rutina en este sentido? – “Bueno hago bastante deporte, por lo menos cuatro veces a la semana, tomo bastante agua y hago ayunos intermitente casi todos los días. De hecho este fue uno de los temas de los que hemos hablado varias veces en mis Lives”.

“Considero que tener una buena alimentación y un equilibrio armónico contigo mismo son las claves de la felicidad y de cómo generas relaciones sanas en tu vida. Es la manera que tienes de mejorar tu autoestima y desde ahí construir una forma positiva de posicionarse en la vida. En lo personal me considero una mujer que siempre intenta ver el vaso medio lleno de las cosas”.

Para María Gracia la llegada de la pandemia también le significó dejar paralizado varios proyectos en los cuales venía trabajando, entre esos su programa de viaje “La Gracia de Viajar”, su canal de Youtube que actualmente tiene  37 capítulos.

Fue además el momento preciso para reinventarse e iniciar un proceso que la llevó no solo a indagar en nuevas áreas de desempeño laboral, sino también a buscar esos espacios de conexión con la naturaleza. “Fue ahí cuando surgió la idea de construir una casa en un terreno que teníamos en Chiloé. Lo lindo ha sido que todo el proceso también lo he compartido con mis seguidores, a quienes   he hecho parte de todo lo que he vivido en lo personal y también con mi marido. Ha sido una de las mejores decisiones que hemos tomado, y si a eso sumas que he podido hacer algunos trabajos allá, creo que todo ha resultado perfecto”.

LA GRACIA DE VIAJAR

Es el título preciso para adentrarnos en otra de las grandes pasiones de esta gran comunicadora chilena: viajar, recorrer y registrar en imágenes toda la riqueza que ofrecen diferentes parajes del mundo.

Para ella cada país o ciudad tiene algo que mostrar.  “Vietnam me encantó. Es fascinante y feliz regresaría. Italia es uno de mis favoritos por su gastronomía y su cultura. No puedo dejar de mencionar a Croacia, a África que es  mi continente amado y, por supuesto, a Chile que es un país hermoso”.

Perú y el misterio de su selva amazónica será el nuevo desafío que Maria Gracia emprenda post pandemia. “Iremos también a Iquitos, que es un lugar que siempre he querido conocer. Para más adelante tenemos otros viajes en carpeta”.

Si hay algo de lo que está convencida gracias a la pandemia, es que las estructuras rígidas no valen y que la humildad es lo que se debe imponer como un importante valor en nuestras vidas.

Sencillez quizás, o tal vez una profunda convicción de que observar es la mejor postura frente a la circunstancias que nos rodean, es el mensaje que desliza una y otra vez en esta amena charla en la que conocimos algo más de esta nueva faceta con la que Maria Gracia Subercaseaux nos vuelve a sorprender, tanto en lo personal, como en aquello que desde siempre le ha apasionado, comunicar.

Otras lecturas

Hechizo flamenco

A sus 49 años, Andrés Parodi, uno de los más grandes exponentes de la guitarra

Suscríbete a nuestro Newsletter