El talento, perseverancia y tesón de Maximiliano Cross

Entre sus pares surfistas lo conocen como “El duende” quien a sus 31 años de edad vive su mejor momento, física y mentalmente, exponiendo un estilo sólido y radical y consolidándose como uno de los mejores exponentes del deporte rey de las olas a nivel local y nacional.

“Contento de ganar el Rapalon 2022”, posteaba Maximiliano Cross en su cuenta de Instagram el 20 de enero, agradeciendo a toda la familia del surfing de la V Región un nuevo logro que a sus 31 años de edad no hace más que ratificar las ganas y pasión intactas por subir a su tabla haciendo uno que otro truco radical sobre las olas de Maitencillo, Reñaca o Concón.

“El duende” como le conocen sus pares del surf, es todo un referente en la zona para el deporte rey de las olas. Pero también se ha ganado una reputación a nivel país, pues dentro de su palmarés ostenta haber sido dos veces campeón nacional, medalla de plata en los juegos Panamericanos, ganador indiscutido de los torneos regionales y en varias ocasiones seleccionado nacional.

¿Metas por cumplir? Son varias aún – reconoce -. Viviendo entre Reñaca y Rapa Nui, donde conoció a su mujer y formó su familia, teniendo una hija de dos años y medio, sueña con poder impartir todo lo aprendido en estas dos décadas practicando surf a niños que tengan la motivación suficiente para no desistir. Pero queda un pendiente: competir en los Juegos Olímpicos.

“Fue súper importante asistir a la clasificación de los JJOO, donde pudimos contar con un tremendo equipo de profesionales. De hecho, yo hace unos cinco años me vengo preparando de cabeza para este magno evento.  Espero clasificar esta vez a París 2024 y competir de verdad, pues desde que el surf es disciplina en las olimpíadas esa ha sido mi meta”, destaca.

Hablabas de un gran 2021 pese a las restricciones de la pandemia.

Fue un buen 2021. Pasé la mayor parte del año en Rapa Nui con mi familia y con un grupo de surfistas entrenando. De hecho, cada sábado hacíamos video-análisis con el apoyo de la Corporación de deporte de la isla. Luego, en mayo, me vine a competir a la instancia clasificatoria de los JJOO además de participar y ganar varios campeonatos regionales. Salí tercero en Perú y quedé en el quinto puesto del circuito ALAS. La verdad que fue un buen año, un fiel reflejo de mis entrenamientos.

Se te considera uno de los mejores exponentes de la región y uno de los referentes a nivel nacional.

De la región soy de los pocos que ha sido campeón nacional en dos ocasiones. También logré medalla de plata en los Panamericanos, seleccionado nacional en varias oportunidades, y he ganado la mayoría de los torneos que se disputan a nivel local. Por lo anterior, sí me considero uno de los mejores exponentes de la V Región y también de Chile.

Ahora bien, me interesa cumplir las metas trazadas en los últimos años y poder transmitir mi experiencia deportiva y personal a los más pequeños, vivencias que me han ayudado a siempre salir adelante y permanecer enfocado en el deporte.

Cuéntanos algo más respecto a impartir clases a las nuevas generaciones de surfistas.

En la isla ya lo estuve haciendo, cumpliendo parte de ese sueño que es transmitir lo aprendido junto a un grupo de niños. Creo que es lo que hace falta en Chile, que deportistas con grandes experiencias se puedan involucrar en el desarrollo de las nuevas generaciones, eso va a significar un gran cambio, es lo que hace falta.

RAPA NUI

Maximiliano es un agradecido de la vida. Ama seguir viviendo rodeado del surf y del mar. Vive el deporte como si fuera su primera vez, recordando cuando tenía diez años y se subió a una tabla por primera vez en el balneario de Reñaca. “Hay noches en las que no duermo pensando en que a la mañana siguiente habrá buenas olas en el mar”.

Un amor que no se ha desvanecido con el pasar de las estaciones. Una conexión con el mar que ha profundizado al viajar al territorio insular chileno. “En 2014 viajé a Rapa Nui a un campeonato de surf, y de allí conocí a mi mujer con quien hoy tenemos una hija de dos años y medio. Y así he estado viviendo, entre Reñaca y Rapa Nui”, cuenta Maximiliano.

¿Y cuáles, a tu entender, serían las características de la isla para surfear?

La isla es un lugar oceánico hostil. Las olas son en fondo de piedra volcánica, olas chicas para hacer maniobras, también las hay tubulares y olas gigantes.

En ese sentido parece un paraíso…

El clima es rico, se come muy bien. La verdad que sí, es un paraíso, pero creo que le falta exposición. Sería bueno que se hiciera un campeonato mundial o latinoamericano, algo que diera a conocer más los atractivos de olas porque es súper llamativo; además, en la isla hay muy buenos deportistas que surfean olas grandes.

AUSPICIOS

Pese a que en 2021 ganó la mayoría de los campeonatos en que participó y fue el único chileno en hacer podio en campeonatos internacionales, Maximiliano Cross no ha sentido el respaldo financiero consecuente a su desempeño.

“Obviamente es complicado. Hay momentos en los que falta el apoyo de los auspiciadores, pero para mí, estos son los momentos en los que hay que estar más motivados. Siento que estoy en mi mejor momento física y mentalmente, además de contar con una hermosa familia que me respalda. Así seguiremos trabajando, ¡siempre para adelante!”

Es la convicción, ganas y pasión que caracterizan a El Duende, uno de los mejores surfistas de las playas de Viña del Mar, Maitencillo y Concón. Un local que se ha ganado un nombre en la escena nacional con talento, perseverancia y tesón. Temple que espera poder impartir y transmitir en especial a los niños de Rapa Nui que ven también han llegado a ver en el surf más que un deporte, un verdadero estilo de vida.

Otras lecturas

The Floating Bed

La disciplina europea y la pasión latina se conjugan en la persona de Yae Neira

Suscríbete a nuestro Newsletter