ELEMENTOS DE QUIEBRE

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Los clientes buscan un sello, identificación, carácter, representar y reflejar a través de la decoración y la ambientación de sus casas lo que quieren ser o son. “El desafío es descubrir qué hay detrás de lo que te están pidiendo”, revela a Costa Magazine la prestigiosa Diseñadora de Interiorismo, Teruca Matte.

Con más de veinte años creando y adaptando espacios de ensueño, Teruca Matte expone en nuestra revista cuatro de sus últimos proyectos en diversos barrios de Santiago como Vitacura o Las Condes. Cada uno – dormitorio, terraza, dormitorio y living-comedor – refleja un juego entre elegancia y  relajo, por ser sofisticado y acogedor a la vez, pero todos destacan por una obra de arte, por un elemento de quiebre.

Teruca ha viajado por todo el mundo visitando destacadas ferias de decoración internacionales como París, Milán y Sao Paulo entre otras, siendo para ella una versátil inspiración en sus proyectos residenciales y comerciales.

La prestigiosa diseñadora con oficina en la capital, quiso compartir cuatro de sus últimos proyectos desarrollados en la Dehesa, Las Conde y Vitacura, para casas de familias compuestas por 5 a 7 miembros y matrimonios de entre 45 y 60 años.

“Los clientes siempre te definen estilos – elegante, sofisticado, suelto, relajado -, el desafío de uno está en ver qué hay detrás de lo que te están pidiendo. Ellos buscan un sello, identificación, carácter, representar y reflejar a través de la decoración y la ambientación de sus casas lo que quieren ser o son”,explica la Diseñadora de Interiorismo, relatando en sus propias palabras a continuación cada uno de estos exclusivos proyectos.

UN PEDAZO DEL SUR EN SANTIAGO

Son clientes mucho más atrevidos que otros y adoran el sur de Chile, allí tienen una casa. Por lo tanto, pidieron el diseño de una oficina-escritorio para encerrarse, sentarse a leer, relajarse y sentirse en la zona austral de nuestro país.

Fue todo un desafío que  requirió gran  confianza por parte del cliente. Rescatamos ciertos elementos del sur – vasijas de madera para colocar los chales, un cheslong de cuero antiguo -; además de revestir todo en madera, hicimos un revestimiento de piso y de muro que le da un toque cálido.

De  partida el olor a leña, medio oscurito, con un interesante juego de luces con lámparas de pie y puertas correderas de la misma madera. La propuesta entretenida fue que diseñamos  un librero  totalmente asimétrico en el muro de fierro, obra de artesano, pensada para que ningún libro se cayera.

PAZ & TRANQUILIDAD

La clienta quería sentir paz  y tranquilidad en su dormitorio. Un espacio puro, etéreo, cálido. Eso se logró con la combinación del blanco y materiales naturales. Se añadió una lámpara barroca toda de madera, sitiales de madera de lino y una alfombra de cuero rústico, ambos traídos desde Estados Unidos.

Lo interesante de este espacio es ver cómo se combinan elementos clásicos con objetos de línea más moderna.  En el fondo, cada uno de ellos cumple una función, logrando que el dormitorio se vea mucho más grande por su colorido. A ello se suma un espejo que da amplitud, un piso claro de madera y la aplicación de la misma pintura blanca para muros y cielos.

MONOCROMÁTICO

Se planteó desde un principio como un proyecto monocromático partiendo del gris. El muro del comedor fue pintado por una artista en gris grafito con trazos muy sutiles en plata. Al fondo se incorporó una repisa con la misma pátina del muro, como si los elementos estuvieran en suspensión. La base del mueble es de madera, otorgando calidez al diseño.

En el caso del living, estos clientes querían algo más bien sofisticado, elegante pero suelto, con una banqueta de estilo refinado,  bien antigua. El desafío era a su vez lograr un espacio relajado, que dieran ganas de quedarse.

¿Cómo lo hicimos? Con un elemento de quiebre. Se diseñó un sofá de terciopelo en ele para romper. Así mismo, se ambientó con lámparas altas, imponentes – son sofisticadas pero el fierro rompe ese concepto -. Se juega con la dualidad. El muro gris también se combina con la madera, un concepto chic, interesante… Cuando se enciende la chimenea de etanol no dan ganas de moverse.

El objetivo estuvo súper logrado, un desafío entretenido, uno de los proyectos que más me ha gustado, los clientes se atrevieron a estos contrastes tanto de coloridos como de textura. Estos clientes confiaron y el resultado fue increíble, de los proyectos que yo  he quedado más contenta.

SIMETRÍAS & ASIMETRÍAS

En ese espacio había árboles, arbustos y pasto. El estudio presentó un proyecto de una terraza techada con funcionalidad de bar, no de quincho. Se conservaron los muebles de fierro originarios del cliente. La idea fue concebir un espacio exterior distinto al interior de la casa, por lo cual se hizo ese muro en obra de la chimenea de etanol y se confeccionó la barra.

El foco de interés o el elemento del diseño es la mesa de comedor, diseñada con puros tablones de madera en forma horizontal y con cierta inclinación. Como los clientes querían mucho color, se confeccionaron pisos de cuero en distintas tonalidades con madera sólida, un conjunto que resulta bastante atractivo.   

En realidad, toda la terraza se ideó como un espacio entretenido, dinámico, con color, texturas, maderas, respetando en algunas áreas el ladrillo de la casa y otorgando mediante lucarnas bien estudiadas, la luz natural.  Finalmente, tres pilares dividen las áreas, con simetrías y asimetrías, resultando en un juego de volúmenes, que conduce a una propuesta final tan armónica y atractiva visualmente.

 

Entrevista de Cristian M. Caces – Imágenes cedida por Teruca Matte.

Danos tu opinión