Estilos Masculinos

En términos generales tendemos a pensar que las mujeres tienes más estilo o son más creativas al vestir, ya que constantemente están innovando en su look. Pero el hombre, muchas veces sin darse cuenta, también mantiene un estilo al elegir vestuario.

Por tal motivo, es importante identificar qué clase de mensaje proclamamos hacia los demás, se quiera o no. ¿Por qué? La razón es que vivimos adecuándonos a diversas circunstancias que nos circunscriben, tales como el deporte, modo de vida, profesión o lugar de trabajo, incluso la religión puede condicionar nuestra forma de vestir.

Evidentemente el hombre no tiene tantas alternativas o no es tan jugado como las mujeres; así y todo, en la presente edición nos abocaremos a conocer tres estilos, identificando a cuál pertenecemos y conociendo, a su vez, los pro y contras de cada uno de ellos.

Magnético o Seductor

Deberíamos identificarlo de inmediato. Casi siempre viste polera en cuello V de prominente escote. Al usar camisa, desabrocha un botón más de la cuenta buscando llamar la atención sobre su musculatura y atractivo físico, esa es la clave del estilo magnético: busca rendir culto al cuerpo y la virilidad.

El hombre seductor es muy galán con el sexo opuesto; pero no solo con ellas. Derrochando gran personalidad, los hombres de estilo magnético van de galanes por la vida. Aman exhibir su físico mediante prendas ajustadas y provocativas, lentes oscuros, cinturones anchos, brazaletes y otros accesorios. Quieren llamar la atención al caminar y contornear su figura.

¿Riesgos? Constantemente se balancea por la delgada línea que puede llevarlo a caer en lo vulgar. Algo que desagrada.

Estilo tradicional

Para entenderlo utilicemos un concepto clave, persona clásica. Usualmente, la manera de vestir de un hombre tradicional es sobria y formal. Al comprar artículos de calidad, acostumbra los mismos colores – neutros – y las mismas combinaciones. Si se compra un traje de dos o tres piezas, vestirá el conjunto entero, no va a innovar.

Respecto al corte de cabello – regular y corto -, es muy poco probable que se atreva a cambios significativos. Puede permanecer varios años con el mismo corte y peinado.

¿Ventajas? Proyecta una imagen segura, sobria, conservadora y seria, ideal para ciertos trabajos.

¿Riesgos? Si se descuida, puede llegar a verse aburrido, proyectando una mala impresión.

Estilo dramático

Impactar es su palabra clave. Un hombre de estilo dramático vive atento a las últimas tendencias, su ropa, accesorios y dispositivos electrónicos lo demuestran. Si bien predomina el constante deseo por llamar la atención, debe ser cuidadoso y bajar un tono a la extravagancia en ambientes formales.

Obviamente, prefiere conducir un automóvil deportivo o de alta gama, y practicar un deporte que requiera equipo sofisticado. Acostumbra a investigar por internet o leer en revistas las tendencias que marcan la moda.

¿Riesgos? El ánimo de vestir todo lo último, independiente de si les queda bien o no. Es clave tener mucho cuidado para evitar verse disfrazado.

Y ahora que ya conoces un poco más de estilos masculinos, ¿con cuál te identificas? En un siguiente artículo abarcaremos otros estilos que quizás se asemejan mejor a tu personalidad, romántico, deportivo o creativo…

Otras lecturas

Strong by Wrangler

1.-Wrangler es la marca americana de denim por excelencia, con más de 70 años fabricando

Beauty Tips

Para todos es importante tener un cabello sano y brillante, pero no siempre es fácil

Suscríbete a nuestro Newsletter