¡Feliz día Mamá!

El buen vivir:

Un espacio en que Patricia Valdés y Paula Pinochet nos invitan

a sentir-nos y descubrir-nos, sin más expectativas que un buen vivir…

Con o sin pandemia, es el día de la madre y uno muy especial, a pesar de quienes lo critican aludiendo a que solo es una invención del sistema comercial para vender más. Lo cierto es que esta fecha nos regala la posibilidad de celebrar a nuestras madres y/o dejarnos celebrar por nuestros hijos. En palabras simples, es una hermosa oportunidad para dar y recibir amor.

En épocas normales sería un día que nos movilizaría, los niños prepararían sus regalos y tarjetas, los más grandes comprarían regalos y familias enteras se coordinarían para celebrar a la mamá. Las madres que también ya son abuelas reunirían a toda la familia organizando almuerzos repletos de detalles, les regalarían flores o los que no pueden, simplemente un saludo o una sonrisa al cielo.

Por lo tanto, nuestra invitación es que este año, a pesar de las restricciones de aforo, permisos o lugares, prepares un homenaje a tu madre – ya sea quien te dio la vida, quien te crió o quien elegiste como madre -. Te proponemos que este homenaje inicie con tres simples pasos: recordar, agradecer y honrar.

  • Recordar: Recordar alguna anécdota compartida, una foto familiar, el último día de la mamá que estuvieron juntas, cocinar algo que le encanta, escuchar su canción favorita, o lo que tú quieras.
  • Agradecer: Agradecer al cielo o en la tierra el amor que te ha entregado, los cuidados recibidos, los abrazos compartidos y los consejos y momentos vividos.
  • Honrar: Honrar a quien te dio el regalo más importante y que nadie más podría haberte dado, la vida.

Cada una de nuestras madres nos ha cuidado, querido, abrazado, educado y acompañado de la mejor forma posible. Alimentó nuestro cuerpo y alma, sufrió con nuestras penas y disfrutó cada uno de nuestros éxitos y logros.  Por supuesto que no ha sido perfecta, y esto es porque es humana, al igual que todos nosotros.

Hoy queremos que recuerdes y que si guardas alguna pena o dolor relacionado con ella, lo incluyas en el homenaje a tu madre;  que simplemente lo dejes ir, ten la certeza de que sus errores no fueron intencionados, sólo fue aprendiendo en el camino a ser madre.

Hoy es el momento de entregarle los abrazos faltantes, los agradecimientos pendientes, y que te escuche muchas veces más cuanto la quieres.  Esta vez prueba con hacer algo diferente, una carta escrita a mano y leérsela tu mismo, hacer y mandarle un collage con fotos de la historia familiar, hacer con tus hermanos el top ten de sus frases insignes, preparar su comida preferida o lo que para ella tenga un significado especial.

Les pedimos a nuestros lectores que definieran en cinco frases la palabra “mamá”. Compartimos algunas de sus hermosas respuestas:

  • Amor incondicional
  • Vida
  • Confianza absoluta
  • Modelo a seguir, quien te guía
  • Mejor consejera y sin emitir juicios
  • Refugio
  • Entrega y compromiso
  • Comprensión absoluta
  • Incondicionalidad
  • Responsabilidad
  • Quien abraza y tranquiliza

Quien une y congrega a la familia

Otras lecturas

Suscríbete a nuestro Newsletter