Fundación La Semilla. Desde lo social a los territorios

Hace 25 años atrás nace un proyecto social, impulsado por la señora Carmen García Domínguez. El foco era ayudar a un grupo de mujeres del sector de Pocochay y brindarles las herramientas para capacitarse y generar recursos que les permitiera una mejor calidad de vida. Con el tiempo, ese proyecto se consolidó y surgieron nuevas iniciativas que llevaron a que Fundación La Semilla hoy esté realizando una gran labor social con sus proyectos propios y otros en alianzas con empresas a lo largo de todos Chile.

Cumplir 25 años de historia es una fecha perfecta para detenerse a mirar un camino recorrido y planificar hacia dónde se quiere seguir avanzando. Pues bien, este es el hito en el que actualmente se encuentra Fundación La Semilla, una obra que nace con una idea de la señora Carmen García Domínguez, quien motivada por una inquietud personal, decide ayudar a un grupo de mujeres del sector de Pocochay. 

Lo que fue un taller, con el tiempo se convirtió en una iniciativa que hoy llega a diferentes territorios a lo largo de todo Chile. Profesionalización, equipos de trabajo comprometidos con la misión y visión de su fundadora, y una profunda vocación social, han llevado a Fundación La Semilla a ser una de las más importantes a nivel país.

Proyectos propios, proyectos sociales y proyectos en alianza con empresas, hoy son parte de la gestión que se realiza día a día, impulsando iniciativas en las cuales niños, mujeres, adultos mayores y emprendedores se han visto beneficiados.

HITOS DEL TIEMPO

Un importante hito fue la creación de Otic ProAconcagua con 15 empresas de la zona, así como también la firma de los primeros convenios con empresas y JUNAEB para hacer campamentos. 

En los inicios se firmaron también convenios con la Municipalidad de Hijuelas y con el Ministerio de Medio Ambiente (CONAMA) para comenzar a hacer educación ambiental en colegios.

  

Otros hechos importantes que forman parte de estos 25 años de historia es el trabajo con Los Salesianos a través del padre Teodoro Nieto y las hermanas Terciarias Capuchinas, y el crecimiento en el ámbito de la Responsabilidad Social con el mundo empresarial.

PLANTANDO “SEMILLAS”

Cada iniciativa que se emprende para los equipos de trabajo es una nueva “semilla” que se planta.

Dentro de los proyectos propios que la Fundación actualmente gestiona se pueden mencionar el Jardín Infantil La Semillita, el Centro Madre Teresa de Calcuta, el Centro de Apoyo a la Discapacidad, el Centro Terapéutico Levántate y el Centro Cultural La Peña. 

Otra línea de trabajo que se ha liderado son los proyectos ambientales, apoyando a escuelas y colegios para que obtengan la certificación ambiental que otorga el Ministerio de Medio Ambiente. A eso se suman proyectos sociales como la Escuela de Lideres. 

Y ya en la línea de los proyectos con empresas, Fundación La Semilla posee iniciativas en la zona norte con el  Proyecto de Regularización y Estandarización de Proveedores Locales en Sierra Gorda, además de realizar un trabajo con las comunidades del Valle de Pupio.

En la zona centro sur las miradas están puestas en potenciar los emprendimientos, a través del programa Capital Emprendedor.

Finalmente, en la zona sur existe también un valioso trabaja realizado con organizaciones funcionales, territoriales y de interés público.

Vemos cómo hemos crecido, ya no solo en la región con nuestros centros propios, sino desde el norte hasta el lejano sur. Contamos con equipos increíbles de colaboradores y amigos en diversos rincones del país”, reflexiona, tras 25 años de historia, Héctor Nordetti, director de Fundación La Semilla.

www.fundacionlasemlla.cl

Otras lecturas

El fotógrafo de perros

Desde Madrid entablamos contacto con el fotógrafo y adiestrador canino Emilio Cuenca, quien detrás del

Me enamoré de Lisboa

Encantadora, pintoresca, romántica. Intrincada, antigua, moderna. Real. Así es Lisboa, una ciudad inolvidable y que

Suscríbete a nuestro Newsletter