La elegancia no pasa de moda

En ediciones anteriores hicimos un análisis de los tipos de figura existente para la morfología masculina. ¿La idea? Sacarle partido a tu figura, vestirte y sentirte bien. En resumen, hablamos de los tipos A, H, O, V y trapecio, recomendando cierto tipo de ropa para unos y  otros, evitando algunas texturas o colores y sugiriendo interesantes combinaciones.

Hoy quiero iniciar con el vestuario masculino propiamente tal, y cuáles son los más adecuados no sólo considerando tu tipo de figura, sino también el rango etario y estilo de vida.

Aunque la industria de la moda nunca se detiene invitándonos a lucir look únicos y rupturistas, el traje sigue siendo el conjunto imprescindible para la mayoría de los hombres. En esta columna identificaremos algunos de ellos haciendo un pequeño recorrido histórico del vestuario masculino que no pasa de moda.

Morning Dress. Para el traje de día o morning dress nos encontramos con el chaqué, una versión de máxima etiqueta del armario masculino. Originado en la práctica de montar caballos, este tipo de chaquetas posee una caída de cola con una abertura que permitía al jinete – en ese tiempo – subirse a la montura con mayor comodidad.

Smoking o dinner jacket. Tipo de atuendo de etiqueta que suele emplearse en las veladas o por la noche y, aunque ha evolucionado con el tiempo volviéndose cada vez más relajado e informal, oficialmente se compone de camisa, cuello pajarita, fajín o chaleco, corbata o humita, como le decimos nosotros.

Frac. Reservado totalmente para la alta noche, en actos protocolares o ceremonias académicas, se encuentra el Frac. Una chaqueta corta por delante y larga por detrás es acompañada por pantalones clásicos del mismo tejido o color de la chaqueta. A veces poseen una cinta de seda negra en los costados.

Estilo mandarían. El traje que tiene chaqueta de cuello Mao o mandarín, es una adaptación occidental de un tipo de indumentaria popular en China imperial. Caracterizado por un cuello corto elevado, sin incorporar vueltas ni solapa al cuello, usualmente termina con puntas redondeadas.

Traje Ejecutivo

Ahora bien, una pieza clave en el armario masculino es el traje ejecutivo. Muchos lo visten día a día en su trabajo, para importantes cenas o reuniones. Aunque usualmente se combina pantalón y chaqueta, en ocasiones también se incluye un chaleco.

Dentro de estos tipos de trajes ejecutivos contamos con el de corte clásico, aquel de dos piezas, el más corriente y que más se usa en la actualidad con dos o tres botones. Puede ser de uno o dos cortes laterales y los pantalones pueden o no llevar dobladillos en la parte inferior.

El traje de tres piezas incluye chaqueta, pantalón y un gillete. Algo más formal que el de corte clásico. Por último, tenemos el traje cruzado de dos cortes laterales, nunca de corte superior, que siempre se viste abrochado. En la próxima columna te mostraremos los tipos de cortes para esta clase de trajes ejecutivos si buscas lucir elegante.

Otras lecturas

Strong by Wrangler

1.-Wrangler es la marca americana de denim por excelencia, con más de 70 años fabricando

Estilos Masculinos

En términos generales tendemos a pensar que las mujeres tienes más estilo o son más

Suscríbete a nuestro Newsletter