Mi voz interior

¿Qué es la verdad? Es lo que dice tu voz interior. (Gandhi)

En estos tiempos todos los aspectos de la vida se han visto alterados y se están transformando. Ya nada volverá a ser lo mismo. Las tecnologías, sociedades, costumbres y formas de relacionarnos, las certezas y expectativas posiblemente cambiarán para siempre… Y tú, ¿en qué lugar te encuentras dentro de todos estos acontecimientos?

Se nos acaba el tiempo y es imperante que nos ocupemos de nosotros, que hagamos un alto y comencemos a escucharnos para revisar si nos re-conocemos, si somos lo que en algún momento soñamos ser, evaluar nuestros sentimientos y emociones, en fin, escuchar nuestra voz interior.

Escuchar-nos no será fácil, pero es un necesario viaje para navegar en nuestro propio ser, acallar al ego, acallar los pensamientos, acallar creencias, juicios y prejuicios de manera que surja nuestra voz.

Eileen Caddy, en su libro “La Voz Interior” recomienda que para escucharla hay que practicar las 3 P: paciencia, persistencia y perseverancia.

Paciencia para lograr tranquilidad en la espera de resultados,

Persistencia para ser firmes en lograr nuestros objetivos,

Perseverancia para ser constantes en continuar con lo iniciado.

Elige un espacio y un horario en el que puedas trabajar tranquilo/a. Luego ubícate en una posición cómoda, comienza a respirar hondo, exhalar y respirar nuevamente; en ese momento aparecerá el ruido ensordecedor de nuestros pensamientos. Déjalos fluir sin forzar nada, en algún momento te encontrarás con el silencio; esto puede ser aterrador porque es ahí donde nos descubrimos, donde debemos preguntar si estamos siendo fieles a nosotros mismos, si nos sentimos plenos o satisfechos con lo vivido. Ahí es donde veremos las frustraciones o dolores más profundos y es donde encontraremos nuestra verdad. Escucha, sólo escucha.

Llegará un momento en que escuchar tu voz interior será lo normal y que esa normalidad será extraordinariamente buena, ¿la razón?: lograrás vivir en sincronía contigo mismo, sabrás de manera más fácil y sabia qué elegir, qué decidir, qué hacer o no hacer, de quien rodearte, a quien entregar tu tiempo, y a quien abrazar. Este es un trabajo personal, confía en tu capacidad para lograrlo.

La clave para escuchar tu voz interior es saber que esta viene desde el corazón y es carente de juicios. Sólo debes cerrar los ojos, sentir los latidos del corazón y oírla. Es una voz impersonal y limpia, esta voz nos manda mensajes certeros, claros y trascendentes.  En cambio, la voz del ego nos habla desde el miedo y la carencia, es una voz insegura y sin buenos sentimientos, no busca la trascendencia, sino la ambivalencia. Pero no te preocupes cada vez te será más fácil distinguirlas.

Hoy te dimos la receta, lo demás depende de ti…

Otras lecturas

Adolescentes transitando en pandemia

Sandra  De la Garza Talavera                                               Psicóloga Clínica UNAM / UV/ UCH La adolescencia es un

Suscríbete a nuestro Newsletter