“Sacando la vuelta” con Fernando Larraín

Tito Larraín, Miguel Ayala y Clinton son solo algunos de los personajes que ha interpretado Fernando Larraín a lo largo de su carrera. Son papeles simpáticos, cercanos a la gente y con toques de comicidad, que hacen sacar más de una risa. Y es que, para el actor de 58 años, la interpretación de este tipo de personajes le acomoda y es la “veta” que directores como Rodrigo Bastidas ven como su sello personal.

Por Marcela Cademartori, fotografías de Rolo L. Rosales IG @rolo_pez

Instagram ha sido la plataforma en la cual hemos vuelto a encontrar a nuestro querido Tito Larraín, un personaje que Fernando Larraín interpretó durante varias temporadas junto a Javiera Contador en el sitcom Casados con Hijos.

Hijo del recordado Mago Larraín, Fernando estuvo marcado desde muy pequeño por una herencia artística que lo impulsó a seguir un camino en donde la televisión y el cine se convirtieron en sus escenarios preferidos.

¿Cuándo y cómo nace tu gusto por la actuación? “En la década del 70, tener a un papá mago ya era bastante especial. A mi casa llegaban tíos disfrazados, algunos con trajes muy exóticos para la época.  Mi padre se relacionaba con actores, cantantes y personas del mundo de la televisión. ¡Para mí todo esto era fascinante!

Y el que mi papá estuviera en la televisión me acercó mucho al ambiente artístico. Fíjate que en el colegio el teatro era algo distante para mí. Recién en 1982 cuando ingresé a estudiar, comencé a indagar más en el mundo de la actuación”.

¿Qué ha significado la actuación en tu vida? “¡Ha sido un desafío!  Estoy constantemente creando y haciendo personajes. Algunos muy divertidos. Rodrigo Bastidas, director de teleseries, me encontró una veta que es la del tipo sacador de vuelta, el que se aprovecha de la oportunidad. He venido haciendo papeles muy entretenidos en la televisión.

La actuación  es un modo de vida. Interpretar un nuevo personaje siempre es un desafío. Hay  papeles difíciles y otros que te quedan más cómodos. Estoy es muy diverso”.

En general interpretas personajes con un estilo de comedia, ¿esto ha sido fortuito o te acomoda hacerlos? “Hay algunos difíciles de interpretar, sobre todo lo que son más lejanos a mi forma de ser. Pero siempre  es entretenido entrar en un papel y estudiar un personaje. Mi último trabajo fue en una película que aún no se estrena en donde interpreto a un director de cine que es un tipo chanta y vende pomada”.

PAPEL FAVORITO: “Obviamente Tito Larraín me trae un recuerdo especial. También me gustó hacer a Clinton de Corazones Services, pese a que era una situación de humor diferente y con otra característica”.

2020: “En lo profesional no fue muy fructífero. Pero sí me abrió la oportunidad de indagar en el mundo de las redes sociales, algo que hoy está pegado muy fuerte”.

NUEVOS DESAFÍOS: “Más que desafíos, se trata de visualizar de qué manera puedes seguir trabajando en lo tuyo y entender hacia dónde está apuntando esta nueva manera de manejarse en la actuación. Quizás mi foco es mostrar diversas historias, con personajes que tengan una cierta comicidad”.

PROYECTO ACTUAL: “Estoy muy metido en Instagram, haciendo situaciones cómicas a través de esta plataforma. Tengo un proyecto de un videoclip de un grupo musical nacional que también viene en camino y me encuentro trabajando con  Javiera Contador, retomando a los personajes de Tito y Kena”.

PASATIEMPO: “Me encanta la música. La pandemia me ha ayudado a meterme en el piano y a componer. Le he pedido a la gente que me escriba y que me mande frases  a la que le pongo música. Con Jimmy Fernández, de la Pozze Latina, queremos darle un premio a la persona que mande la mejor letra”.

“Es que estoy con las pilas bien puestas para seguir innovando y concretar nuevas ideas. Por eso me defino como alguien entretenido y que busca cosas diferentes todo el tiempo”

FUTURO: “El futuro es bastante incierto. Lo que para mí vale más bien es el presente. Estoy enfrentando una a una las cosas que salen y no me proyecto con un plazo muy largo.  Sí espero que todo se reactive y que la actuación vuelva, aunque sea por las redes”.

ANHELO: “Trabajar con mis hijos haciendo una película. Todos se inclinaron por el área artística. ¡Sería un orgullo trabajar con ellos!”

Otras lecturas

Más que un campeón

Nicolás Prudencio, bicampeón nacional de enduro en Mountain Bike hasta su lesión en 2015, vivió

Suscríbete a nuestro Newsletter