¿SOY FELIZ?

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Imagino que antes de comenzar a leer ya respondiste la pregunta. Veamos si al final de la columna la respuesta es la misma. ¿Cómo es tu jeté?, ¿no lo sabes?... ah! Es que seguramente no sabes qué es un “jeté”. Puedes googlearlo (es un paso simple de ballet). El punto es el siguiente: no debo ni puedo evaluar algo que no sé, o lo que es o peor aún, evaluar creyendo que sé y estar equivocado.

Imagino que antes de comenzar a leer ya respondiste la pregunta. Veamos si al final de la columna la respuesta es la misma. ¿Cómo es tu jeté?, ¿no lo sabes?… ah! Es que seguramente no sabes qué es un “jeté”. Puedes googlearlo (es un paso simple de ballet). El punto es el siguiente: no debo ni puedo evaluar algo que no sé, o lo que es o peor aún, evaluar creyendo que sé y estar equivocado. La mayoría de la gente confunde felicidad con alegría, y no es lo mismo.

Volvamos al principio de todo. El psicólogo Paul Ekman (1972) definió las seis emociones básicas: ira, asco (desagrado), miedo, alegría, tristeza y sorpresa. Los guionistas de la película Intensamente por alguna razón omitieron esta última. Las emociones son respuestas biológicas sobre las cuales podemos desarrollar alguna regulación cuando aparecen, sin embargo no las controlamos con nuestra voluntad, es tan simple como evocar un momento de tristeza y no querer estar triste y por más que deseamos estar alegres, parece que no es tan fácil cambiar la emoción.

Para lograr la auto-regulación emocional empleamos diferentes recursos cognitivo – conductuales, desde escuchar una canción que “suba el ánimo” hasta darnos Autoinstrucciones para progresivamente disminuir la tristeza.

La felicidad no es presencia de la alegría y la exclusión de las otras cinco emociones. Esto hace por ejemplo que la gente diga frases como “la felicidad son momentos”. Corrección, la alegría pura lo es. Por tanto, nuestra primera corrección de lo socialmente aprendido es que la felicidad no es sinónimo de la exclusión de una o varias emociones. Entonces ¿puedo sentir tristeza y angustia y ser feliz? Sí, pero para llegar a eso hay que hacer un trabajo interno.

¿Ya buscaron que es un jeté? Si sabes lo que es, entonces puedes evaluar. Antes de responder la pregunta de si eres feliz, primero asegura una definición consciente respecto a qué es la felicidad para ti, con la salvedad por favor de no tomarla como sinónimo de presencia de alegría.

Por otra parte, mientras vas definiendo conscientemente qué es felicidad para ti, asegúrate de estar empleando criterios genuinamente tuyos y no los incorporados socialmente o por lealtades familiares.

La felicidad se trabaja todos los días y lo que es innegable es que la alegría es un ingrediente fundamental, como la masa lo es para la pizza, pero ya entendiste que con pura masa no hay pizza; así como la pura alegría no es felicidad. La ausencia total de la alegría es la depresión y si estás ahí debes buscar ayuda profesional.

 

Catalina Marowski Aguayo

Psicóloga Clínica & educacional

Coach certificada PUC

Instagram: catamarowski

Danos tu opinión