Tauriel. Con carácter de mujer

Fuerza, identidad, estilo y exclusividad son solo algunos de los conceptos con los que identificamos a Tauriel, marca nacional que apuesta por un diseño en carteras y accesorios de cueros que seduce a esa mujer guerrera que lucha por lo que quiere.

IG @taurielbags

Una marca con carácter y una identidad única, eso es Tauriel. Son carteras y accesorios  manufacturados principalmente por artesanos chilenos del cuero, que apuestan por diseños originales y exclusivos para la mujer que busca devorarse al mundo.

Tauriel nace en un café, mientras Ysidora Ross y su madre conversaban en relación a entregar una marca con sentido a la mujer de hoy: fuerte, independiente y segura de sí misma.  Es en base a estas características que nace su primer accesorio, la mochila Elanor, que hoy es el ícono de la marca.

Fue así como Tauriel en poco tiempo se convirtió en una marca con su propia identidad, cautivando la atención de fieles clientas que comenzaron a verse reflejadas en su concepto.

Una de sus cualidades principales es que existe una preocupación constante por los detalles. Para ello Ysidora y su madre han realizado un prolijo trabajo de investigación con el fin de buscar artesanos y curtiembres, que hoy les permite elaborar  minuciosamente cada accesorio.

“Esto es un trabajo a mano y por ello existe un respeto por los tiempos del diseño, lo que hace que cada producto esté impregnado de  cariño y dedicación. Es por esto que no nos cansamos de decir que cada accesorio es único en su especie”, comenta Ysidora.

A esa primera mochila diseñada en el año 2019, hoy la marca suma carteras, bolsos, cinturones, y lo más reciente, un set de invierno que incorpora una gorra y una  bufanda,  complementos perfectos para combatir con estilo el frío.

Tauriel apuesta por un diseño nacional que aterriza en la región con productos de lujo, exclusivos y muy bien pensados para ti.

“Con Tauriel le damos la bienvenida a ese producto hecho a mano, dueño de un sello de exclusividad y con el  estilo que nosotras nos merecemos”, acota finalmente Ysidora.

Otras lecturas

Suscríbete a nuestro Newsletter