UVM, un espacio libre de violencia y discriminación de género

Luego de la promulgación de la Ley 21.369, la UVM inició un proceso orientado a diseñar una política integral de género, con el fin de alcanzar una cultura de igualdad de género. En esta línea son varias las metas trazadas para un camino del que aún queda mucho por recorrer.

La ley 21.369, que regula el acoso sexual, la violencia y discriminación de género, surge del movimiento feminista del 2018 impulsado por las universitarias chilenas y, ese mismo año, en el mundo aparecen movimientos como Me Too o Ni Una Menos.

Gracias a esa ley, las instituciones de educación superior se ven obligadas a crear direcciones y departamentos para regular estas materias. En el caso de la UVM se crea la Dirección de Inclusión y Equidad de Género y se promulga la Política Integral de Género, el 9 de septiembre del 2022, actualmente en proceso de implementación.

En el transcurso de ese camino, durante el presente año, se realiza un estudio diagnóstico institucional para conocer la apreciación de la comunidad UVM frente al acoso sexual, la violencia y discriminación de género, el que nos permitió establecer ámbitos de trabajo y lineamientos estratégicos a ser incorporados en la Política.

Implementar una política integral de género significó para la UVM un trabajo que se ha desarrollado de manera coordinada con diferentes estamentos universitarios y que basa su implementación en base a tres modelos:

Modelo de prevención: conjunto de diversas herramientas y actividades de control que se realizan sobre los procesos o actividades desarrolladas en el contexto universitario

Modelo de investigación y sanción: se encuentra contenido en el “Protocolo de Acoso Sexual, Violencia y Discriminación Arbitarios. Tiene por objetivo normar y dar a conocer el procedimiento para dar inicio a una investigación, desarrollarla, resolver y eventualmente sancionar situaciones constitutivas de acosos sexual o discriminación arbitraria y que involucre a uno o más miembros de la comunidad UVM.

Modelo de monitoreo y evaluación: mediante estas medidas se asegura un constante seguimiento a cumplimiento del contenido de esta política y también facilitar información a la comunidad UVM sobre estas materias.

Estos avances apuntan finalmente a continuar con el proceso ya iniciado en términos que la UVM sea un espacio libre de violencia y discriminación de género.

ESTUDIO DE DIAGNÓSTICO

Durante este 2022 la Universidad de Viña del Mar desarrolló el primer estudio de diagnóstico para conocer la percepción de la comunidad en torno a estos temas, dando muestras de un trabajo en conciencia y colaborativo, pues se está involucrando a los diferentes estamentos y se sigue avanzando en esta mirada de inclusión.

En palabas de la encargada de la Dirección de Inclusión y Equidad de Género, Javiera Hauser, el desafío actual es “alcanzar una cultura de igualdad de género que abarque a todos quienes forman parte de la comunidad universitaria. Hay interés por la información que se ha entregado, lo que nos indica que hay que seguir trabajando”.

Otras lecturas

El legado de las olas

En Pichilemu el publicista y realizador audiovisual Rodrigo Farías Moreno encontró su lugar en el

Suscríbete a nuestro Newsletter