Yoga Facial

Actualmente hay muchas maneras de tener una piel sana, joven y luminosa. Pero estos métodos en muchas ocasiones pueden ser carísimos y muy dolorosos. 

 Por Catalina Jiménez – Imágenes gentileza de Daniela Forno

El yoga facial es un método que ayuda a combatir las arrugas, flacidez e hinchazón del rostro mediante la eliminación de toxinas a través de diferentes ejercicios y masajes que estimulan los músculos faciales.

Su práctica se popularizó hace algún tiempo en Inglaterra con la apertura de gimnasios faciales con una idea central: si ejercitamos nuestro cuerpo, ¿por qué no hacer lo mismo con los músculos del rostro?

Daniela Forno, maquilladora, experta en colorimetría y certificada en yoga facial cuenta a Costa Magazine algunos detalles de esta innovadora rutina que podría ayudarnos a mejorar el aspecto de nuestra piel sin necesidad de inyecciones o fillers.

Al combinar una serie de ejercicios faciales para tonificar los más de cuarenta músculos presentes en todo el rostro se ayuda principalmente a evitar el descolgamiento facial – explica -, algo que ocurre naturalmente con la edad, al igual que las manchas y arrugas.  Y ya que los masajes ayudan a activar la circulación a través de la musculatura, es ideal acostumbrarse a practicarlo diariamente.

“La piel es la última capa del rostro, atrás hay músculos, grasa y tejido conjuntivo que une todo – continúa explicando Daniela -, entonces, si el músculo está flojo y sin movimiento, no habrá irrigación sanguínea, lo que produce la aparición de bolsas e hinchazón facial, situación que podemos evitar con la ayuda del yoga facial”.

EJERCICIOS /MASAJES

Existen dos tipos de rutinas que podemos seguir. Primero están los ejercicios faciales, los que deberían realizarse todos los días. Estos trabajan a nivel muscular y buscan tonificar las capas internas para evitar el descolgamiento facial.

Los masajes, por otro lado, trabajan la capa más externa, es decir, la piel. Lo ideal es realizarlos dos a tres veces por semana. Estos ayudan a drenar al llevar los líquidos hacia las zonas de los ganglios donde eliminamos las toxinas. Su principal función es disminuir la tensión facial y activar la microcirculación.

Yo enseño a mis alumnas una rutina de 10 ejercicios y 10 masajes de 1 minuto cada uno. O sea, en no más de 20 minutos podrías trabajar todas las áreas del rostro. Si eres constante en un mes y medio ya podrías ver cambios pues la musculatura facial es pequeña y requiere menos entrenamiento para tonificar.

BEAUTY TOOLS 

Realizar los masajes con las manos es sumamente efectivo, pero hoy se ven también muchos beauty tools que se han vuelto muy populares como complementos a las rutinas de cuidado facial.

Dentro de los más conocidos encontramos los rodillos o Rollers y Gua Sha de piedras naturales. El Roller ayuda a descongestionar, drenar y deshinchar. El Gua Sha en cambio, produce un efecto lifting, ayudando a esculpir el rostro. A la larga funciona como una plancha, ayuda a atenuar las arrugas o líneas de expresión y evita que el rostro se caiga.

Al realizar este tipo de drenajes se reordena la musculatura y drena la linfa (líquido que se lleva las toxinas). “Yo uso el Roller en las mañanas para desinflamar y drenar el líquido que se acumula en la noche debido al poco movimiento de la cara. En las noches me doy un tiempo para mí y utilizo el Gua Sha. Lo importante es asesorarse por algún profesional, para evitar un efecto contrario al que buscamos”, explica la profesional.

TIPOS DE PIEL

Esta práctica puede realizarla cualquier persona, no importa su edad o el estado de su piel. Una persona con más signos de edad va a necesitar más trabajo y constancia y puede que las arrugas no desaparezcan, pero de igual manera va a sentir la piel más luminosa y deshinchada.

Para las pieles con rosácea es recomendable no realizar los masajes en las zonas de las mejillas, en el resto del rostro no debería haber problema. En el caso de las pieles con acné es importante tener cuidado con los masajes en las áreas donde tengas brotes activos, con los ejercicios no hay contraindicación.

BENEFICIOS

1.- Ayuda al autoestima, aprendes a conocerte y cuidarte. Separas un tiempo y espacio para ti.

2.- Es una herramienta natural apta para todo el mundo y económica.

3.- Ayuda a tonificar la musculatura.

4.- Previene el descolgamiento facial.

5.- Drenaje linfático.

6.- Sacas más partido a tus productos skincare.

 

Otras lecturas

PRÊT-À-PORTER

“El mundo necesita diseñadores que sepan leer e interpretar a sus clientes. La moda es

Suscríbete a nuestro Newsletter